De paso por Alto Chorro, Bocas del Toro

El pasado 4 de mayo de 2017, luego de haber conocido la gran cascada de Kikí en octubre de 2016 y por ahí alguna que otra, comencé a buscar otros destinos para seguir explorando; una de esas opciones fue Alto Chorro en la comunidad de Alto la Gloria, Chiriquí Grande, Bocas del Toro, área dentro de la comarca Gnäbe-Buglé. En esa fecha, me puse en contacto con el Sr. Elvick Castillo vía whatsapp (+507-6785-1287), quien detalladamente me brindó un itinerario de lo que nos íbamos a enfrentar, es decir, descripción del camino, lugar específico, facilidades, los tipos de servicios que brindaban, etc.   Este número de teléfono aparece en la cuenta de IG (instagram) de ellos @altochorrobocas y de igual manera tienen un blog http://altochorrobocas12.blogspot.com; es decir, estas personas no improvisan.

En ese entonces, no estaba acostumbrado a caminatas extensas ya que para ésta, establecen un tiempo promedio de recorrido de ida de 2 horas y media a 3 horas aproximadas, por lo que decidí mejor empezar a foguearme y pulirme caminando en otros senderos, para algún día conocer finalmente este lugar paradisíaco.

Finalmente, el 8 de febrero de 2018 y luego de haber hecho, hasta este momento el mayor y agotante reto de todos, subir el Volcán Barú, tomé la decisión de conocer este lugar por lo que nuevamente me puse en contacto con el amigo Castillo para ir el pasado 18 de febrero de 2018.

La comunicación con él vía whatsapp siempre fue buena y atenta por lo que solo quedaba presentarnos al lugar. Para entonces, nos comentó que en la parada de buses sobre el Puente del Río La Gloria, ubicada en el kilómetro 9, luego de pasar el cruce de la estación de Gasolina que divide hacia Rambala y Almirante, me iba a estar esperando el Sr. Sipriano Smith, con las siguientes características cito: “identificado con el súeter verde caña y con el nombre Alto Chorro Bocas… Desde las 7:00 a.m. a 8:00 a.m.”. No puedo dejar a un lado a quienes me acompañaron en esta travesía, empezando por mis amigos de infancia Juan Núñez y Omar Vega, Melissa Caballero (si Sres. de Deli Mely, de la repostería al senderismo), Cristina Cáceres y Tomás Espinosa.

Aún cuando llegamos aproximadamente 20 minutos después de las 8:00 a.m. Ahí nos encontramos serenamente y con una amable sonrisa al amigo Sipriano, quien nos dirigió a un lugar para estacionar cómoda y seguramente los vehículos para luego emprender el rumbo. Debo manifestar, para quien no ha ido y tiene interés en conocer este maravilloso lugar, que el tiempo en vehículo desde David hasta el mencionado puente es de aproximadamente una hora cuarenta y cinco minutos (1:45) a dos horas.

Antes de iniciar a caminar y casi a orillas de la carretera, el amigo Sipriano nos dio unas palabras de bienvenida como todo un acto protocolar y formal y nos explicó como sería el primer trayecto (hasta la comunidad de Alto la Gloria) pronosticando que podríamos hacer un tiempo tranquilamente de dos horas toda vez que los 10 primeros minutos serían bastante planos pero luego sería toda de subida, pero a ritmo de él (es decir a balazo y sin parar) serían como 40 minutos… tranquilo Sipriano que no queríamos tiempo guiness. (Les dije que esta gente no anda improvisando, muy bien organizado)

En total, hicimos un tiempo aproximado de una hora y veinte minutos, desde la carretera principal hacia Almirante (Kilómetro 9) hasta el pueblo de la comunidad de la Gloria, (primer punto) donde hay una escuela que brinda educación primaria a una población alrededor de 300 niños y 18 educadores de planta.   Luego, desde esta comunidad hicimos un tiempo bastante parecido hasta el gran Alto Chorro. En términos generales, debo decir que nos encontramos con un camino, a pesar de estar bien marcado, bastante exigente, fangoso, pesado y muy resbaladizo (todos nos caímos pero no voy a revelar quien cayó más), pero que al llegar a esta cascada se nos olvidó por completo las exigencias del camino de ida, más cuando al meternos al agua, su temperatura estaba bastante fría lo cual fue ideal para relajar el cuerpo y disfrutar la inmensidad de ver un chorro de aproximadamente 20 a 30 metros de altura con una fuerza increíble y que me permitió hacer unas tomas fotográficas inolvidables.

A pesar de haber estado bien adentrados en la espesa y húmeda selva, solo llegamos a apreciar una rana verdinegra, algunas hormigas bala (líbrese de una picada de este insecto) y al final del regreso unos tres tucanes. Definitivamente, el lugar alberga un número mayor de especies pero disfrutamos el sendero y el escenario en un cien por ciento. De regreso, tomamos un tiempo aproximado de dos horas y media con el servicio especial de que quien nos llevó, también se aseguró, en compañía de us pequeño hermano (un niño de aproximadamente 9 años de nombre Daniel muy ameno e inteligente), en llevarnos hasta nuestros vehículos, para después ellos regresar nuevamente hasta su comunidad. (Yo siendo él, si no me regresaría a ningún pueblo y me quedaría durmiendo en una hamaca en la caseta hasta el día siguiente jaja)

Sin lugar a dudas que este trip es una experiencia que recomiendo enormemente a todas las personas y felicito una vez más a todo el staff de los amigos Castillo y Smith que organizan esta súper aventura de manera segura y agradable. Espero les gusten las tomas fotográficas y video de recuerdo. Hasta el próximo sendero.

¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: